4/9/07

La masacre del 30 de julio de 1975 contra estudiantes de la UES

Por: Roselia Núñez

Testimonio de la Licenciada Mirna Perla (sobreviviente de la masacre a estudiantes de secundaria y de la UES en 1975) brindado en la universidad, durante la vigilia del 30 de julio en 2003.

El 25 de julio de 1975, las fuerzas militares del entonces presiente Arturo Armando Molina, intervinieron el Centro Universitario de Occidente de la Universidad de El Salvador, para evitar la realización de un show bufo, que los estudiantes desarrollaban cada 26 de julio, en vísperas de las fiestas patronales de Santa Ana y en el cual, éstos ridiculizaban al gobierno.

La intervención evitó que el grupo de estudiantes salieran ese día. En protesta el 30 de julio de ese año, los estudiantes del Campus Central organizan una manifestación que parte del estacionamiento de la Facultad de Humanidades, hacia el Parque Libertad. A esta se unen estudiantes de secundaria de San Salvador.

El estudiantado que marchaban de forma pacífica, es masacrado en las inmediaciones del puente a dos niveles, sobre la ahora calle mártires 30 de julio, a inmediaciones del Seguro Social.

Testimonio
La comunidad universitaria salió a la calle por la 25 Avenida Norte a decirle al régimen del país, que la Universidad de El Salvador estaba unida a través del FUERSA, el UR19, el FAU y toda la comunidad universitaria.

Estudiantes, docentes y sector administrativo marchamos por las calles de San Salvador para decirle al Coronel Arturo Armando Molina que el estudiantado universitario estaba defendiendo el derecho que la constitución ha consagrado para el pueblo salvadoreño, la educación superior.

A pesar que el General Carlos Humberto Romero, Ministro de Defensa nos había advertido a través de la radio, la televisión y con papeletas tiradas de un avión, que la universidad se atenía a las últimas consecuencias.

La decisión de salir
Fueron momentos difíciles discutimos mucho el grupo de estudiantes revolucionarios si salíamos, si aceptábamos que la dictadura pusiera una mordaza a la Minerva pero dijimos no, y dijimos vamos a desafiar al régimen porque tenemos una gran responsabilidad con nuestros orígenes.

Desde hace 500 años la comunidad pipil defendió estas tierras y no podíamos quedarnos en el recinto universitario, mientras la bota militar había invadido nuestro campus y por eso salimos, salimos con mucha alegría, con muchas pancartas, con muchos cantos y sobre todo con la razón de nuestra parte.

Llegaron las tanquetasCuando estábamos a la altura del Externado San José empezamos a ver las tanquetas que venían y los aviones que nos sobrevolaban en ese momento y decidimos cambiar de rumbo nuestra marcha que se dirigía hacia el parque Cuscatlán y que luego partiría hacia el Parque Libertad donde íbamos a realizar un mitin de protesta.

Pero, cuando doblamos a la altura del paso a dos niveles, vimos a la Policía y Guardia Nacional con cascos y gases lacrimógenos, venían disparando sus fusiles, empezaron ametrallar a las personas que encabezaban la marcha. Creímos que había que retroceder pero en ese momento nos cortaron el paso (al inicio del paso a dos niveles) las tanquetas que venían a aplastar al estudiantado universitario, pues muchos compañeros y compañeras cayeron.

Las víctimas
Ustedes han visto algunas de sus fotos y algunos de sus nombres, esas personas nunca han sido encontradas están en calidad de personas desaparecidas aunque sabemos que por ejemplo Carlos Fonseca iba muerto cuando se lo llevaron, porque después de que atacaron la marcha nos tiraron gases lacrimógenos y tiraron las tanquetas encima de todas las personas que estábamos ahí reunidas.

Vinieron con ambulancias a recoger los cuerpos de personas muertas y heridas, después pasaron tirando agua con jabón para borrar las huellas de los asesinos. Esa noche esta universidad estaba llena de estudiantes.

Las consecuencias
Yo me tiré del paso a dos niveles, me fracturé la rodilla izquierda y un grupo de compañeros me llevaron al Hospital Rosales de donde me sacaron a las 11 de la noche. Ahí estaban los policías buscando los heridos de la marcha, estudiantes de Medicina en ese momento muy valientemente nos ayudaron, nos sacaron y expusieron sus vidas para podernos salvar a nosotros.

Todo el pueblo salvadoreño sufrió esa afrenta como propia aunque los medios de comunicación quisieron callar toda esa masacre un grupo se fue al Parque Libertad como lo habíamos planificado, y lograron comunicarse a través de un radio aficionado para lanzar la noticia a través de toda centroamérica y la voz del estudiantado en aquel momento no se pudo callar, en este momento menos se puede callar tenemos que defenderla.


Más información aquí.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Me agrada que hayas sobrevivido, Yo soy al igual que tu sobreviviente de esa terrible experiencia que daba pie a la lucha armada vivida años despues.
Anibal

Anónimo dijo...

Amigo anonimo, creo que has confundido las luchas del pasado no son para nada iguales con las luchas entre institutos de ahora ( por ejemplo Inframen vs Inti) creo qeu debes de ubicarte en el contexto antes de hacer comentarios estupidos.
Viva el 30 de Julio!!!! fuerza UES!

Anónimo dijo...

es increible que al pasar de los años uno descubra, que en el pais han pasado tantas injusticias, tantas muerte.... primero por la dictadura militar y por el afan de conseguir el poder, acosta de los humildes y pobres, a los que pueden callar con una amezaza. la guerra del año 80. pero lo que mas increible es que hemos logrado salir de una u otra manera salir de esos años de dolor, pero nos vemos sumergidos en la violencia entre pandillas, y siempre la gente que humilde mente se gana su pan de cada dia es que sale afectada. donde esta el temor a Dios, alcazo, no les preocupan perder su alma con tanta maldad.

Anónimo dijo...

ME ALEGRO POR USTED LICDA PORQ GRACIAS A DIOS AUN SIGUE CON VIDA PERO, ES DE LAMENTAR Q AUN HOY EN DIA NOSOTROSSIENDO ESTUDIANTES ACTIVOS EN LA UES YA NO VELEMOS POR NUESTROS DERECHOS SIEMPRE CAYEMOS LAS INJUSTICIAS QUE EL GOBIERNO COMETIO Y AUN SIGUE COMETIENDO HASTA CUANDO DAREMOS ESE PASO DE VALENTIA QUE NUESTROS MARTIRES TUBIERON

Anónimo dijo...

para mí la UES fue una gran escuela, ideológica y de proyección social ,hoy se a vuelto servil al sistema, aún la calidad de catédráticos actuales hace añorar esos días en que se quería romper las estructuras de opresión, no se formaban masas...
pero no es tarde todavía podemos hacer algo pero hay que ser concientes de la realidad, competentes prepararse académicamiente en forma rigurosa, para brindar ideas novedosas y practicas y comprometidos en sensibilizar a la masa para que no se deje ideologizar por los dueños del país, porque el pueblo es el que pone siempre los muertos y el que le paga los lujos a los que estan en el poder

el vocero dijo...

Compañeros fuimos varios los sobrevivientes al ataque asesino de las fuerzas represivas de la tirania militar y el imperialismo, mi peticion va en el sentido de permitir un enlace con el blog. elvocerodeagepnc.blogspot.com

el vocero dijo...

Compañeros fuimos varios los sobrevivientes al ataque asesino de las fuerzas represivas de la tirania militar y el imperialismo, mi peticion va en el sentido de permitir un enlace con el blog. elvocerodeagepnc.blogspot.com

xiomara dijo...

Que lamento este suceso de nuestra historia pero mas siento que sean pocas las personas que conozcan la barbarie con las que fueron asesinados tantos jovenes, por eso es un hecho que yo doy a conocer en mi clase de Lenguaje, por que hay que reconocer la valentia con la que se animaron a seguir adelante, y a pesar del tiempo es un hecho que debemos conocer todos los salvadoreños mis respetos para estos proceres de la libertad.

Anónimo dijo...

Yo tambien soy sobreviviente de ese fatal dia,, ,. Vi como compañeras, fueron tiradas al puente, yo como pude con otros compañeros, nos escondimos luego entramos al seguro social, sali bien noche y cuando llegue a mi casa mis vecinos estaban auxiliando a mi madre, porque le dijeron que una tanqueta me paso encima, despues de eso cambie de tácticas, pero nunca cambiaran mi cerebro y acciones para seguir luchando contra tanta barbarie.

Lorena Lemus de hernandez dijo...

Triste historia , que nuestras generaciones deben conocer.

Lorena Lemus dijo...

Yo fui una victima tambien de las brutalidades que el ejercito cometio a todo aquellos que era contrario a sus ideologias , 1988 sept /13, mas de 200 estudiantes universitarios capturados, torturados fisica y psicologicamente, gracias a que derechos humanos y otras instituciones intervinieron rapidamente fuimos liberados 3 Dias despues.

Ana dijo...

Solo un estudiante muerto apareció: Roberto López quien fue amigo mío, pues murió en el hospital en donde fue ayudado por esos médicos, aunque no pudieron salvarle la vida. Días después fueron sus honras fúnebres a las que asistieron cientos de salvadoreños. En ese momento esas honras fúnebres lo eran también simbólicamente para las otras personas que murieron. Ni perdón ni olvido!!!